Alberto Lemus: “El beneficio más potente de los cowork es la posibilidad de crear redes y compartir con gente de otros rubros”

Universos alternativos, ciencia ficción y seres de otro mundo son la inspiración del ilustrador chileno, Alberto Lemus. Desde pequeño sintió fascinación por el dibujo y se interesó en múltiples aspectos del arte, desde las manifestaciones tradicionales, como la pintura clásica, hasta las más modernas como el cine. Pese a esto, su camino profesional en este arte empezó recién a los 24 años tras estudiar animación digital. Desde ese entonces, nunca paró. Tomó cursos, diplomados y especializaciones para dedicarse a lo que más ama: la ilustración.

“En una primera etapa, todo mi aprendizaje fue principalmente informal, recibiendo conocimiento de distintos maestros del dibujo y la pintura, a través de sus obras que tanto me ha gustado apreciar. Trataba de observar profundamente e imitar técnicas de algún pintor barroco. Esto fue una escuela valiosa para mí”, recuerda.

Con cada boceto e ilustración que realiza busca dejar su huella en este arte. “No ser una raya en el agua” es lo que lo motiva a diario para continuar su camino por este oficio, pese a las dificultades que éste puede representar. “Mi sueño más grande como Ilustrador es lograr transmitir y emocionar para influir en la vida de las personas, que mi trabajo no sea solo “algo lindo”, sino que pueda provocar algo más profundo y que tenga un impacto real. Además, anhelo que mi trabajo trascienda, y que en algún momento futuro alguien pueda apreciar lo que he hecho de la misma forma que yo lo he hecho con artistas que vivieron décadas o siglos antes que yo”, comenta Lemus.

Inspirado en el universo de “Star Wars”, “Alien” y “Akira”, ésta última dirigida por Katsuhiro Otomo, la ciencia ficción se ha convertido en una de sus fuentes de conocimiento más claras de su trabajo como ilustrador.  “Desde siempre la tecnología, en especial las máquinas, ha sido una de las cosas que más me ha gustado dibujar. En este aspecto, lo que más me impresiona, es el avance tecnológico de la última era, donde la robótica ha tenido un salto gigantesco”, enfatiza el artista Alberto Lemus.

Estos mundos alternos han formado su expertise como ilustrador, y lo han destacado por ser un artista versátil, perfeccionista o como él lo define “amor por los detalles” y con una fuente ilimitada de creatividad y talento. Actualmente, trabaja con fundaciones, bandas de música nacional y empresas emergentes, creando personajes, ilustraciones publicitarias y personalizadas, conceptos de arte para proyectos audiovisuales, entre otros.

Sumado a esto, reconoce que se encuentra en un momento crucial de su vida laboral, donde busca replantearse como ilustrador y focalizar sus tiempos y energías para que el estrés no lo sobrepase. Así, busca abordar nuevos proyectos más grandes y concluir otros que tenía en stand by como un comic personal y un proyecto audiovisual que realiza en conjunto con su hermano músico.  “Iniciar mi propio negocio ha sido gratificante, y en ocasiones complejo, incluso en los momentos más duros he pensado en dejarlo todo y explorar otros caminos, pero me apasiona tanto la ilustración que vuelvo a intentarlo y cada vez con más fuerza y convicción”, agrega.

Una de las experiencias más interesantes que enfrentó fue en diciembre de 2019, cuando desde Launch Coworking le solicitaron hacer una ilustración en vivo para sus espacios. “Me pilló por sorpresa, porque nunca había participado en algo así. Además, me parecía bastante complejo, no por la ilustración en sí misma, sino porque tendría que dibujar frente al público, y hacerlo en tiempo récord. Pese a esto, acepté el reto y me puse a diseñar, hasta que llegué al motivo de un gato navideño. Finalmente, todo salió muy bien, si bien estaba nervioso, ya que tuve que pasar de la intimidad de mi espacio de trabajo a estar de cara al público. Fue un gran reto que se convirtió en una experiencia muy gratificante”, recuerda.

Una experiencia que le permitió conocer cómo funciona el mundo del cowork y los espacios abiertos. Para el artista, estos lugares ofrecen un lugar fuera de la casa que permite alcanzar la concentración, la creatividad y los desafíos que ésta representa. “La cabeza requiere tener bien definido cuál es el lugar para dormir, comer y recrearse, y cuál es el espacio dedicado al trabajo. Además, un beneficio potente del cowork es la posibilidad de crear redes y compartir con gente de otros rubros.”

“Lo que más me llamo la atención de LAUNCH fue la calidad humana de la comunidad, la infraestructura de las distintas sedes y la atención a los detalles, ya que estos elementos cautivan a la gente e invitan a quedarse, incluso animan a invitar a otras personas que trabajan en modalidades similares a las mías”, agrega.  

Natalia Balcarce: “Tenemos que dejar de vender para empezar a escuchar y conectar emocionalmente con nuestros clientes”

Al igual que muchos emprendedores, la coach y asesora Natalia Balcarce, necesitó de ayuda para crecer en su negocio. Profesionalmente estuvo entre el mundo corporativo y el emprendimiento. En el primero trabajó en el área de marketing y comercial, sin embargo en el segundo encontró su verdadera pasión, ese “por qué” te levantas cada día y como el emprendimiento es un camino solitario, le mueve profundamente acompañar a las personas a lograr sus objetivos por su propia experiencia durante el proceso de emprender.

“Cuando estamos solos es muy fácil darnos excusas para no avanzar o, simplemente, nos es difícil priorizar o generar estrategias y desde aquí aparecen los comunes bloqueos mentales. Un día dije, yo quiero ser esa compañera de cumplimiento que facilita el proceso de obtención de objetivos. Pero que también te desafía a enfrentar tus creencias limitantes y reforzar las posibilidades. Mi misión es acompañar a emprendedores y eso me apasiona”, recuerda.

Es así que, para cumplir con este propósito, se certificó como coach ontológico. Una disciplina que es descrita como una dinámica de transformación en que las personas y organizaciones revisan, desarrollan y optimizan sus formas de ver el mundo. A diferencia de una consultoría o mentoring, este sistema no sólo elabora estrategias y tácticas de ventas, sino que también busca empoderar a la persona que está detrás.

“No hay un negocio exitoso sin un emprendedor que sepa gestionar sus emociones, puesto que emprender no es un camino fácil ni en línea recta. Por ejemplo, éste debe aprender a superar la frustración, que es una emoción que surge cuando nuestros deseos y expectativas no se cumplen, pero esta emoción nunca viene sola, sino que gatilla a otras como la rabia, la impotencia, la tristeza e incluso la culpa. Y desde ahí es muy fácil que empecemos a auto-castigarnos, justamente por tener el juicio de que no somos capaces de cumplir con nuestros objetivos”, enfatiza Balcarce.

A lo largo de su carrera, Natalia Balcarce se ha especializado en iniciar negocios desde cero y ayudar a las personas a romper las barreras que dar el “primer paso”. Para ello, la experta considera que el desafío está en no paralizarse, tomar acción y soltar los juicios de lo que era hacer un negocio hace unos años atrás. “Esas estrategias que nos sirvieron en el pasado, hoy no corren, porque simplemente el mundo cambió. Hoy la palabra mágica es “conectar” emocionalmente con nuestro cliente y pensar que nuestro negocio no es un absoluto inamovible, si no que se va diseñando y vamos itinerando en la medida en que avanzamos en el proceso”, comenta.

El estallido social trajo múltiples desafíos a nivel nacional y las Pymes no fueron la excepción. Para Balcarce esta situación representa una gran oportunidad para emprendedores y Pymes. “Todas las crisis traen consigo cambios de piel, inicios y cierres de ciclos. Durante las últimas semanas, he acompañado a muchos emprendedores y Pymes de manera gratuita, porque sentí que mi deber era “estar ahí” y me di cuenta en estas conversaciones que la crisis en muchos casos sólo “evidenció” aquello que necesitábamos. Las empresas que sobreviven históricamente no son las más grandes ni las más fuertes, sino que son, las que tienen la capacidad de adaptarse, es como la analogía de la cucaracha y el dinosaurio, no importa que tan grande seas, si no te adaptas mueres”.

Entonces, ¿Cómo podemos adaptarnos? Para la Natalia Balcarce la respuesta es fácil y categórica. “Dejemos de hablar y empecemos a escuchar y a preguntar. Debemos escuchar qué es lo que realmente quiere nuestro cliente y enfocarnos en aquellas áreas que él valora, si bien no podemos ser buenos en todo, sí es nuestra obligación ser realmente buenos en aquello que valora nuestro cliente y eso es nuestra propuesta de valor.  Y si no la tenemos clara, es el momento ideal para hacerla”, concluye.

Marco Rivas: “Hoy, nuestra capacidad de aprender y desaprender es clave”

Tras 10 años trabajando como ingeniero especialista en diseño en tuberías y consultoría de proyectos, encontró su pasión en el mundo del coach ayudando a otros a enfrentar entornos y ecosistemas altamente cambiantes. Para Rivas, las personas son el motor central para que las cosas pasen, y por ello, no existe desarrollo profesional, sin desarrollar el personal, primero.

“Una luz ante tanta incertidumbre”, así recuerda el Coach y Associate Consultant de Interconecta2, Marco Rivas, su primera certificación en test conductual en PDA (Personal Development Assessment), al darse cuenta de la enorme potencialidad de la disciplina y cómo desde su rol como ingeniero podía ayudar a otros a conseguir sus propios éxitos, a través de herramientas de autoconocimiento y el manejo de las habilidades blandas. Es así que desde esa experiencia, para la cual tuvo que viajar desde Maule a Santiago, decidió convertirse en coach.

“Entendí que ser altamente productivo no va con un tema técnico, sino es un tema de hábitos. El día a día va moldeando tu futuro, y para eso, hay que aprender a autoconocerse y a tu entorno. Existen personas que pueden hacerlo solos, y otras que no. Es allí donde me pongo al servicio de quienes buscan transformar su vida desde una mirada integrativa y sistémica”, comenta Rivas.

Un gran desafío para los profesionales del futuro, quienes se encuentran insertos en entornos altamente cambiantes, donde el autoconocimiento puede ser un gran impulsor para los negocios. Un enfoque en el que Rivas ha buscado profundizar y entregar herramientas y metodologías a emprendedores y empresarios para que éstos puedan enfrentar estos nuevos contextos. En este sentido, nace el concepto de entorno VUCA, según Rivas, éste es un acrónimo del inglés que significa Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo. Un análisis que puede marcar la diferencia a la hora de emprender e iniciar nuevos proyectos.

“Entender el ambiente VUCA es simplemente es darnos cuenta de que el futuro emerge de acuerdo a nuestras acciones del presente y forma de pensar. La gran oportunidad que tenemos hoy es nuestra capacidad de elegir. Antes predominaba mucho el pensamiento se ha hecho así, y así será siempre”. Ahora es muy distinto. Nuestra capacidad de aprender y desaprender es clave. La adaptación es un factor diferenciador, y las Pymes que sepan utilizarlo a su favor serán más propensas a crecer”, sostiene Rivas.

Entonces, ¿Cómo puede incidir este autoconocimiento en el crecimiento de una pequeña empresa? Para el experto esto puede ser esencial para el emprendimiento, puesto que les permite tener mayor claridad de sus recursos intangibles, identificar cuáles sus modelos mentales y cómo éstos impactan en su negocio, con quién contar en el equipo y cómo adaptarse a múltiples personalidades para lograr propósitos dentro de la compañía. “Pese a lo relevante que es, usualmente, este autoconocimiento se deja en el último lugar en la lista de habilidades y competencias, sin ser conscientes que tener claro este ámbito nos permite ahorrar mucha energía y recursos. Saber que sé te da bien, y qué puedes delegar es parte importante para emprender”.

En una búsqueda constante por romper creencias, esquemas o de crear nuevas, Marco Rivas se ha posicionado como un asesor versátil, quien ha impulsado a otros a abrirse a los cambios o a adaptarse a ellos. Para el experto esta capacidad será clave para la sobrevivencia de las empresas, a ser flexibles como un bambú.

Gabriel Gajardo: “Hoy hay que ser capaz de ganarse el derecho de liderar equipos”

Se autodefine como un “Baby boomer no especializado”, una característica que le ha permitido adaptarse a los vaivenes de la actualidad, tal como un “mapache”. Así, el coach Gabriel Gajardo se ha ganado un lugar en el mundo de la asesoría y la mentoría. Con casi 2 décadas de trayectoria ayudando a líderes empresariales a ser más influyentes en sus equipos de trabajo, gracias al innovador modelo de Dale Carnegie.

“Este estilo tiene que ver fundamentalmente en el hecho de que la influencia es un derecho que se gana. No viene incluido con el cargo que tienes. Si no que hay que ganarlo y esto se hace construyendo relaciones de confianza que generen una colaboración entusiasta para que, recién, ahí el liderazgo influya”, explica el experto.

Entre los beneficios del modelo Carnegie para adquirir influencia es que se realiza de manera sincera, adquiriendo el compromiso de los colaboradores, puesto que se considera a la persona en su integridad, y no desde un solo rol.

Pese al tiempo que Gajardo lleva enseñando este modelo, emprender no fue tarea fácil. Tras algunos intentos previos por ser independiente y fracasar, debido a falta de preparación o por no contar con los conocimientos suficientes, tuvo la oportunidad de participar en el entrenamiento de 12 semanas del modelo de Dale Carnegie Course. Una vez que terminó el curso se dio cuenta de dos cosas importantes y determinantes en su vida. “Primero, es que aquí (Carnegie) hay muchas ideas que me pueden ayudar a potenciar mi vida profesional, y segundo, es que olvidaré todo en un mes. Por supuesto, la segunda idea fue más potente que la primera”, recuerda.

Por ello, para evitar perder todos los conocimientos aprendidos inició en este negocio como “graduado asistente”, cargo que ejerció de manera voluntaria. Así comenzó su viaje por el mundo profesional del Carnegie. “Asistí a otros entrenamientos, en modo ayudante del trainer, y cada vez que estaba presente, las ideas se profundizaban. Esto lo hice por dos o tres años, hasta que llegó una llamada del franquiciatario, quien me propuso ser entrenador”, agrega Gabriel Gajardo.

Una oportunidad que aprovechó y lo ayudo a crecer como emprendedor y profesional. Hoy, tras años en la disciplina asesorando a multinacionales y grandes corporaciones como BHP Billiton, CMPC, JP Morgan, Codelco, Pepsico, entre otras, reconoce que tomó la decisión correcta, puesto que le apasiona lo que hace. “Soy producto de la experiencia, es decir, no me contaron que esto era bueno. Lo viví y esa vivencia me dio toda una nueva y larga carrera. Pero, aún, más importante es que me encanta ayudar a que las personas tengan momentos de descubrimiento personal que les haga crecer”.

Es así que desde el Carnegie, Gabriel Gajardo ha buscado constantemente ayudar a otros a cumplir sus metas y propósitos corporativos o profesionales. Hoy, realiza capacitaciones en esta disciplina, también es asesor de profesionales en Linkedin y Mentor en Finanzas de Personas. Pero al preguntarle que es lo qué más lo frustra, reconoce que pese a ayudar a muchas personas, aún ve cómo las personas se roban o pierden oportunidades al no hacer lo que deben y esperando que alguien lo haga por ellas. 

En este sentido, para el coach y asesor todo depende de las personas y de cómo nos relacionamos con ellas. “Si este relacionamiento es débil, los resultados también lo serán. Pero si nos abocamos, en serio, a crear relaciones honestas y sinceras, el resultante puede ser muy potente”.

De esta manera, el nuevo rol que ocupan los líderes o CEOs de las compañías ha tomado mayor relevancia, sobre todo en el contexto de crisis social que vive el país. Al respecto, Gajardo considera que actualmente existen varias generaciones interactuando en un mismo ecosistema, por tanto, enfatiza que “la persona que lidere tiene que comprender esto, y ser capaz de ganarse el derecho a liderar estos equipos, puesto que las personas son las que validan a sus líderes”. Un desafío en que el Carnegie tiene mucho que aportar a los nuevos profesionales del futuro.

Estallido social y Filosofía Carnegie

Por más de un siglo, Dale Carnegie ha ayudado a miles de compañías en Chile y el mundo a mejorar su desempeño y cómo se relacionan con sus colaboradores. Esto a través de una sola visión: la transformación real comienza desde adentro. Ante esto, Gabriel Gajardo, experto en Carnegie entrega una serie de recomendaciones, basados en los principios e ideas de la filosofía Carnegie, para sortear los desafíos que ha impuesto la contingencia nacional.

  • Haga inventario personal y profesional. Cuente lo que tiene. No lo que no tiene
  • Ponga nombre a los desafíos que enfrenta debido a esta crisis, y luego defina sobre cuál o cuáles tiene control y sobre cuales no tiene ningún control.
  • Ponga nombre a las fortalezas que tiene y téngalas en mente.
  • Luego deje de pensar y póngase de pie y haga lo que pueda con lo que tiene.
  • Filtre lo que deja entrar a su mente.

Miriam Costas: La experta que ayuda a las empresas a cómo enfocarse en el cliente

[et_pb_section admin_label=”section”] [et_pb_row admin_label=”row”] [et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text”]

Su experiencia en múltiples industrias motivó a la ingeniera comercial y contadora auditora a asesorar a las Pymes a gestionar, de mejor manera, sus procesos internos con foco al cliente. En noviembre, la experta estuvo en Launch, instancia en que nos contó su receta para que las empresas puedan crecer en el negocio y no morir en el intento.  

El último informe del Global Entrepreneurship Monitor, GEM, 2019 – estudio anual que muestra el estado del emprendimiento en Chile – indica que el país creció de un 13%, en 2008, a un 25,1% en enero de 2019, destacando positivamente el nivel de emprendimientos innovadores, ubicándolos en el mismo estándar de países como Luxemburgo, India y Canadá. Pese a la fuerte competitividad de las Pymes de Chile aún éstas continúan enfrentándose a múltiples desafíos para consolidarse en el mercado. Una de ellas es su necesidad de contar con sistemas de gestión y planificación interna en sus procesos.

Para conocer más sobre este tema, Launch realizó la charla “¿Cómo desarrollar un sistema de gestión con foco en el cliente?” a cargo de Miriam Costas, experta en el área con más de 20 años de trayectoria en empresas de múltiples sectores, quien realiza asesorías en la dirección y control de procesos dirigidos a emprendedores, socios fundadores, líderes de proyectos, y alta dirección.

En este ámbito, Costas resaltó el rol de Chile en la creación de nuevos emprendimientos, pero cree que “aún hay brechas por desarrollar en el fortalecimiento de habilidades creativas desde el nivel escolar, mejores oportunidades de financiamiento público y privado para, así, atraer inversores y preparación en la presentación de proyectos de valor”.

Con miras a responder las inquietudes del sector, la consultora independiente explicó los alcances de un buen sistema de gestión de calidad enfocado al cliente y cómo influye éste en la concreción de los objetivos estratégicos de las compañías. “Un sistema de gestión de la calidad, implica diversos componentes que interactúan entre sí con la finalidad de obtener un resultado previsto, acorde al objetivo estratégico de la empresa y que éste satisfaga y genere opciones de mayor satisfacción a los clientes”, comenta.

En este sentido, para Costas un buen sistema de gestión debe considerar múltiples elementos tales como el contexto de la empresa, los requisitos de sus clientes, la normativa legal y reglamentaria. A su vez que ésta se basa en procesos, tiene objetivos medibles, se evidencia con información documentada, define compromisos, organiza sus recursos, guía la dirección, el alcance y control. En conclusión, el sistema de gestión es una base solida para la mejora global del desempeño, el desarrollo e innovación de la empresa.

Pero ¿Cómo las compañías pueden ejecutar, de manera efectiva, este sistema frente a un panorama de crisis social? Según la experta diagnosticar y priorizar será esencial para sortear la contingencia nacional. “Se requerirá de un diagnóstico que les permita a las Pymes identificar qué priorizar para establecer mejoras que sirvan de soporte y, desde ahí, proveer ordenadamente los recursos (humanos, financieros, tecnológicos, estructurales, ambientales) y sensibilizar a toda la organización”, afirma.

Ante este panorama, la experta recomienda que las empresas optimicen el uso de sus recursos, ordenar sus prioridades más que nunca, reflexionar y planificar sus próximos pasos a seguir. “Hacer sin tener un plan, es un riesgo difícil de controlar”, agrega.

[/et_pb_text][/et_pb_column] [/et_pb_row] [/et_pb_section]

Cristián Parrao: “Emprender requiere de un poco de locura, disfrutar lo que haces, aunque el resto no lo vea”

Pese a que vivimos en la era de la cuarta revolución, encontrar los perfiles digitales que las empresas necesitan no es tarea fácil. Así lo entendió el publicista Cristián Parrao, quien a partir de esta realidad decidió emprender y fundó una de las primeras consultoras de selección de talento digital en Chile, DigitalHunter.

Tras una amplia trayectoria profesional en marketing digital, publicidad, comunicación y creatividad, tanto en agencias como en empresas, decidió hacer de lo digital el emprendimiento de su vida. Pese a su track record personal esta decisión no fue un desafío fácil. De cuatro empresas que formó sólo la consultora DigitalHunter sobrevivió.   

“No tengo vergüenza en decir que han sido bonitos fracasos. Me quedo con las enseñanzas que cada una de ellas me dejó, entre las cuales está el enforcarse y comprometerse en lo que uno hace, pero de verdad, no más o menos; Asesorarse por gente que sabe más que uno; Meterse en negocios que “te paren los pelos” no menos; y explicar claramente lo que haces, sino se vuelve muy compleja la venta, afirma Cristián Parrao, fundador de DigitalHunter.

Bajo la convicción que en el mundo digital estaban las necesidades empresariales del futuro, Parrao partió realizando análisis de métricas digitales y asesorías de marketing digital hasta que se dio cuenta que la respuesta estaba en ayudar al mercado a encontrar los nuevos talentos de la era 4.0. “Siempre noté que encontrar talentos digitales era muy difícil. No sólo a mí me pasaba, sino que a colegas de otras empresas también. Un día haciendo asesorías de marketing digital, me pidieron que les buscara a una persona. Ese fue el momento del ‘click’. Me di cuenta de que conocía a la mitad de la industria, puesto que tenía una gran red de contactos y que podía rentabilizar ese networking”, recuerda.

Su conocimiento del mercado digital, una buena red de contactos y la construcción de una empresa seria, boutique y flexible han sido los principales atributos que han diferenciado a DigitalHunter en sus siete años de existencia. Pero no sólo eso. Para Parrao el emprender implica pasión y locura por lo que uno hace. 

“El emprender necesita algo de locura, la cual puedes encontrar en otros ámbitos de la vida como cuando te enamoras o tienes un hijo recién nacido. Para emprender tienes que volverte un poco loco, disfrutar lo que haces, aunque el resto no lo vea, sentirte tranquilo/a porque estás haciendo lo correcto y no rendirte cuando viene la marea. Es difícil competirle a alguien que es apasionado en lo que hace”, puntualiza el fundador de DigitalHunter.

Respecto al mercado laboral digital, el experto considera que las empresas deberán enfrentarse a un cambio de mirada y prepararse para un mundo donde habrá menos contratos indefinidos y más profesionales que ofrecen sus servicios, quienes se reinventaron y salieron de su zona de confort para convertirse en pequeñas empresas.

Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías han ampliado la búsqueda a nuevos profesionales. “Si bien depende de cada compañía, sin duda la ‘niña bonita’ del digital de hoy son los cargos relacionados con el e-commerce. Hay mucha demanda en esa área: comercial, técnicos, expertos en conversiones, plataformas, entre otros. Y todos ellos tienen algo en común es que deben saber manejar e interpretar datos”.

Además agrega que “antes había una brecha clara y tenía que ver con entender y manejar los aspectos digitales de un negocio. Había que saber cómo utilizar diferentes softwares y cómo estos se incorporaban a la empresa. Hoy, que ya ha pasado el tiempo y todo evoluciona rápidamente, es extraño un profesional “no digital”, que no entienda el concepto, por lo tanto se transformaron en una minoría. Diría que hoy la tendencia es ser full integral”.

Entre los próximos desafíos de DigitalHunter, su director ejecutivo comenta que están ampliando sus servicios de selección hacia el coaching. Esto con la intención de ayudar a las personas a cumplir con sus metas. Un nuevo proyecto profesional en el Cristián Parrao eligió las instalaciones de Launch Coworking para seguir creciendo. Desde su perspectiva el cowork ofrece espacios más cómodos que arrendar una oficina tradicional, además “no te preocupas de cosas domésticas, que son muchas, y te quitan el foco en tu negocio. Elegí Launch porqué me gustan sus instalaciones, hay un ambiente de emprendimiento que destaco, funciona bien y tienen una gran energía positiva”.

Titan GeoSoluciones creando un futuro más sustentable para el país

La lucha contra el cambio climático ya comenzó. Empresas mineras y otras industrias se han sumado a la innovación y sustentabilidad en sus procesos. Titan GeoSoluciones, un emprendimiento chileno que buscar ser parte del problema entregando soluciones sustentables para demostrar que el cuidado del medio ambiente y el crecimiento económico no son incompatibles.

Apoyar a las empresas de diversas industrias a ser más sustentables y disminuir su impacto en el medioambiente es la apuesta de Titan GeoSoluciones, emprendimiento chileno que ya lleva 2 años de operación, la cual entrega soluciones de ingeniería y constructivas de contención para la industria, infraestructura, transporte, energía, entre otras, ayudándolas a implementar tecnologías para gestión de residuos y reducción de huella de carbono.

Un tema central, ya que Chile está en la meta de convertirse en carbono neutral de aquí al 2050. Un cambio de mentalidad que según la socia de Titan GeoSoluciones, Verónica Madariaga, representó una gran oportunidad para que las empresas desarrollen mejoras y nuevos modelos en este ámbito. “Con nuestros productos y servicios buscamos reducir el material de compactación, relleno, entre otros, requeridos en distintos proyectos de ingeniería civil, con propuestas de calidad y apoyarlos durante todo el proceso con un equipo multidisciplinario de larga experiencia y trayectoria”.

Este emprendimiento chileno surge representando las operaciones de la empresa canadiense Titan Environmental Containment con una presencia de más de 12 años en el mercado. Y hace 2 años, nace Titan GeoSoluciones, proyecto con una apuesta clara: innovación, diseño y suministro sustentable que ayudan a reducir la emisión de CO2 al medio ambiente.  

“Actualmente, las mineras y grandes industrias, en su necesidad por aportar a la comunidad, buscan fomentar la innovación y la disminución de la huella de carbono en sus operaciones. En este sentido, los principales desafíos están en la energía y el agua. De manera local, en Chile, se están incorporando plantas desalinizadoras y fotovoltaicas para apalear estas necesidades. Pero en lo macro, el desafío aún es global. Instancias como la COP 25 aluden a lograr un cambio del que todos debemos ser parte”, explica una de las fundadoras de Titan GeoSoluciones.

Así, para concretar estas metas, Madariaga y su equipo consideran a los emprendedores como un eje central, ya que ellos pueden ser el puente que permita “generar mayor productividad e información sustentada para desmitificar la automatización. Proponiendo nuevas ideas y visiones a implementar”, agrega.

Por otra parte, la tecnología e innovación se presenta como la verdadera apuesta para que tanto emprendedores, empresarios y compañías puedan llevar mejores alternativas de productos, puesto que mejorando la calidad y eficiencia del material. “Algo que no sólo impacta en el cliente final, sino también que disminuye la cantidad de recursos utilizados para que el producto llegue a las “manos” del cliente”, puntualiza.

Martín Zabala: “El cowork es el espacio que mejor interpreta la cultura y los valores de las nuevas generaciones de profesionales”

El mundo de las comunicaciones y la publicidad está cambiando. Así, lo saben los creadores y fundadores de Maker’s Land. Una agencia de publicidad independiente, creada por 3 publicistas venezolanos, quienes buscaron renovar el mundo publicitario con una empresa con un ADN flexible, 100% creativa y buenas ideas combinadas con mucho rock.

Tras 2 años de trabajar en múltiples agencias de branding y tomar proyectos freelance, tomaron la decisión de emprender e iniciar su propia agencia. Así lo recuerda Martin Zabala, cofundador de Maker’s Land, quien desde hace dos años se unió al proyecto de crear esta compañía en uno de los espacios de cowork de Launch. Hoy con clientes como Euro Rent a Car, RB Investment Group, Pago Fácil, la Feria Hacedor de Hambre conun éxito en ventas de entradas, entre otras, han logrado consolidarse en el mercado publicitario chileno. ¿Su receta para el éxito? Ser parte del negocio de sus clientes, entenderlo, conocer sus fortalezas y dolores. Para así aportar desde lo estratégico.

“La publicidad no debe interrumpir sino aportar. Las personas generan por sí mismas una cantidad muy grande de contenido, y no sólo eso, sino que un muy buen contenido. En este sentido, la publicidad tiene que ser lo suficientemente buena como para convivir con esto y destacar. Ser lo suficientemente relevante para evitar que te hagan scroll”, comenta Zabala.

En ese sentido, para el cofundador de Maker’s Land no todos los productos son para todas las personas, pero las marcas si poseen esa capacidad. “Hoy la gente no consume productos, consume marcas y sus historias. Para encantar a las personas tienes que hablar en su idioma cultural, compartir sus valores y ayudar a impulsarlos”, agrega.

Para él y el equipo de Maker’s, existe un aspecto unificador el rock. Pese a que se puedan visualizar como disciplinas distintas tienen mucho en común. Tanto la publicidad como el rock trabajan con la pasión, ser innovadores, lograr cambios y gritar muy fuerte para sobresalir. “En ambas es necesario sentir, componer y luego amplificar para ser escuchados”.

Pero pese a gritar muy fuerte, emprender no es tarea fácil. Para Martin Zabala la clave está en la colaboración y no competencia. “Cuando uno emprende, lo hace porque conoce su negocio o tiene una gran idea, pero emprender requiere que sepas de distintas cosas, administración, finanzas, leyes, publicidad etc etc. Es importante reunirte y asesorarte con gente que tenga más experiencia y tener la humildad de aceptar que no lo sabes todo”, enfatiza uno de los fundadores de Maker’s.

Para lograr sus desafíos empresariales, eligieron a Launch Cowork como aliado estratégico y centro de operaciones. Esto dado que estos espacios ayudan a generar una dinámica de cooperación y de flexibilidad que un emprendedor necesita. “Para nosotros un cowork es el espacio que mejor interpreta la cultura y los valores de las nuevas generaciones de profesionales. Te permite crecer tu red de contactos, no sólo de posibles clientes, sino que también de colaboradores, aliados y proveedores. Además, desde lo administrativo, te quita un peso de encima para dedicarle más tiempo a tu negocio”.

Desde esta perspectiva, Zabala destaca el aporte de Launch como un cowork que incentiva la creatividad, tiene múltiples facilidades administrativas y económicas, además de una buena ubicación y una activa comunidad. “Aunque nuestro equipo está compuesto por 7 makers oficialmente, nosotros sentimos que tenemos la agencia más grande del mundo, ya que a mi lado tengo abogados, ingenieros, desarrolladores, ilustradores, fotógrafos, entre otros profesionales. En Launch me siento respaldado”.

Pablo Ambram: “Las mentorías buscan ayudar a las empresas a trascender”

Pablo Ambram

El economista argentino y creador de iniciativas como AgentPiggy, Charly.io y Burako, Pablo Ambram, se ha puesto en el desafío de posicionar y profesionalizar la mentoría como una disciplina a la misma altura del coaching u otras asesorías. Así, fundó ADN Mentores, una red de profesionales de la mentoría enfocada en ayudar y guiar a los emprendedores a cumplir sus propósitos de negocio.

“Siempre tuve un interés en transmitir a otras personas mis conocimientos, experiencia y las redes que uno va acumulando en el tiempo. Pues yo también fui un emprendedor, y sé que siempre existen problemas y desafíos que se deben enfrentar al momento de crecer, y cada vez son más complejos. Eso me inspiró para crear una red de valor que fortalezca al emprendedor”, comenta Ambram.

Su relación con el mundo de la mentoría comenzó en el 2009 cuando participó del programa “Founder Institute” de Estados Unidos, entidad internacional que busca mejorar el éxito de las startups por medio de entrenamiento experto, instancia en que comprendió el valor que una persona con experiencia transmita sus conocimientos y asesore para resolver problemáticas específicas. Tal fue la motivación que de aprendiz paso a dirigir esa entidad en Chile para motivar a otros en el mundo de lamentoría.

Pese a que son muy diferentes, se suele confundir el rol del coach con el mentor. Pablo Ambram explica que “El mentor, a diferencia del coach, no necesita una certificación para poder operar, ya que por su experiencia en algún área o temática puede asesorar a otros sin mayores credenciales.”

“Otra diferencia es que el mentor se enfoca en temas estratégicos y tácticos para ayudar a los emprendedores a trascender. Por ejemplo, si una persona quiere abrir una oficina en Perú para internacionalizar su oferta, puede acudir a un mentor que tenga experiencia con este proceso”, enfatiza.

ADN MENTORES EN LA ACTUALIDAD

Actualmente, ADN Mentores ofrece servicios y programas para personas que buscan ingresar al mundo del emprendimiento con mentorías de otros emprendedores, proyectos de internacionalización, formación inicial de emprendedores y cómo iniciar una empresa desde cero.

“También contamos con mentorías uno a uno, las cuales se sitúan en un ambiente controlado para el mentor y el cliente. Con esto, se busca ayudar al empresario a lograr su objetivo a través de la mentoría”, explica Ambram.

El concepto de mentoría se formalizó como tal en el 2015, gracias a programas de Corfo, que los identificó como proyectos de aceleración bajo el orden de “redes de mentores” ofreciendo subsidios para operacionalizar este servicio, el cual Pablo Ambram y su equipo se adjudicaron para dar vida a ADN Mentores como un servicio de la asociación de mentores profesionales.

“Queremos tender puentes con otros ecosistemas, principalmente en Europa, para lo cual estamos con programas de internacionalización, búsqueda de capital y roadshow en España, lo que implica llevar a empresarios chilenos que quieren abrirse a ese mercado y mostrar a Chile como un eje de negocios y fomentar la transferencia de conocimiento”, enfatiza el creador de ADN Mentores.

Experiencia en espacios de cowork

Para lograr todos estos desafíos, Pablo Ambram y su equipo de ADN Mentores eligieron los espacios de Launch Coworking. “No soy ajeno al mundo del cowork, estoy involucrado en este ecosistema desde hace muchos años, y creo que estos espacios representan un potente networking, una fuente de potenciales clientes, alianzas, y además, con Launch contamos con proyectos en conjuntos para dinamizar el emprendimiento en Talca, puntualiza el director de ADN Mentores.

Así, gracias a un proyecto Corfo, junto con la incubadora “Crysalis”, se unieron para impulsar el talento emprendedor de la Región del Maule. “En Talca existen buenos talentos que necesitan de redes para surgir. Para esto, queremos realizar una serie de actividades, durante tres años, eventos masivos, talleres, charlas, mentorías, incubación y alianzas con actores relevantes del mundo emprendedor”, enfatiza Pablo Ambram.

Gonzalo Camiruaga: “Estamos impactando en la calidad de vida de las personas para que éstas sean más felices en su trabajo”

De espíritu inquieto y visionario, el fundador de LAUNCH coworking se la jugó, en su momento, por un rubro incipiente en Chile, pero que hoy está en pleno crecimiento: el cowork y los espacios de trabajo flexibles. El ingeniero comercial nos cuenta cómo inició uno de los negocios más importantes de su vida, sus próximas metas y desafíos para la compañía y la industria.

Tras tres años trabajando como dependiente, Gonzalo Camiruaga decidió emprender. No fue fácil. Dejó un trabajo estable como ejecutivo de una entidad financiera para hacerse cargo del desafío de levantar un cowork. “Siempre quise trabajar más a mi pinta. La banca es muy estructurada y tradicional, todas esas políticas tradicionales en una empresa hacían que el trabajo se sintiera monótono y lento, pero yo quería hacer más cosas, pese a esto uno terminaba entrando en esa dinámica”, recuerda Camiruaga.

En seis meses, evaluó, estudió e investigó sobre franquicias de coworking para traer al país, si bien no optó por ese modelo de negocio. Si le gustó la industria. Así que se puso manos a la obra, comenzó con un piloto de tres meses, para ello subarrendó una sala en Providencia y la habilitó como una oficina abierta. Esto, le permitió conocer la demanda, la clientela y nuevas oportunidades de venta. “Todos los cowork venden la promesa de la comunidad, el networking y la colaboración, pero eso no se da solo requiere de ayuda, por lo que decidimos ser un actor clave en este proceso”, comenta el fundador de LAUNCH.

Con todo este nuevo conocimiento, lanzó su primera sede en Callao, Las Condes. Una casona antigua que tuvo que restaurar de cero. “Con una propuesta de diseño logramos resolver las necesidades de espacio del cliente como crear cabinas para hablar por teléfono, espacios para compartir con la comunidad, salas de reuniones. Fue una mezcla de un proceso autodidacta, y también de observación de la experiencia internacional”.

Y resultó. Hoy la compañía, cuenta con 4 sedes, 3 en Santiago y una en Talca. Y pretenden seguir creciendo, ya que están trabajando para abrir dos nuevas sedes en Santiago Centro y Providencia. “Lo más difícil de escalar el negocio es el proceso.  Es un boom que te agarra y todo lo que no es urgente empieza a acumularse y no da el tiempo para ordenar esos temas. Es necesario e importante darse pausas, saber administrar y hacerte cargo del desarrollo organizacional, entre otros temas”.

“El proceso fue difícil pero al mismo tiempo entretenido. Fue una mezcla de aprendizaje autodidacta y mucha observación de lo que existía en otros países. Viajé a Estados Unidos en varias oportunidades para conocer el modelo de negocios, y logré con esto crear mi propia estrategia”, confiesa Camiruaga.

Crecimiento de la industria del cowork

La industria del cowork en Chile está recién partiendo. Se estima que un 30% del total de los mts2 de oficinas va a estar en manos de operadores de coworks o de espacio flexibles. En Chile esta cifra es menor al 5%, pese a esto la industria crece rápidamente. Camiruaga enfatiza que estos espacios han cambiado las estructuras de trabajo, proporcionado más flexibilidad a las empresas y se han hecho cargo de los colaboradores. “Nos dimos cuenta que al entregarle mejor competitividad a la compañía, hacer más eficiente y optimizar los espacios de trabajo, las empresas podrían reducir costos. Además, agregamos valor desde el punto de vista de las personas, pues estamos buscamos  impactar en la calidad de vida de las personas y ayudarlos a ser más felices en sus trabajos con actividades, happy hours, celebración de cumpleaños, entre otros”.

Además, el fundador de LAUNCH coworking agrega que “si sacamos la cuenta que pasamos la mayor parte de nuestra vida en el trabajo, los cowork impactan mucho en la calidad de vida de las personas, y eso se devuelve en que las empresas reciben más productividad. Creo que la tríada está en que se ofrece flexibilidad, reducción de costos y el impacto que generamos en la calidad de vida”.