10 procesos clave para ser un emprendedor innovador

Personalidad, marketing, tecnología y flexibilidad son algunas de las palabras clave para ser eternos innovadores al momento de emprender. Acá te dejamos 10 tips que no puedes dejar pasar.

  • Reforzar el sistema de fondos y financiación
  • Encaminarnos hacia la personalización de nuestros servicios, es decir, para cada cliente un producto.
  • Proximidad con el cliente + marketing digital = aumento de ventas por la red
  • Metamorfosis y adaptación en pro de la economía 3.0
  • Apostar por los mejores talentos a través del fomento de valores
  • Ofrecer transparencia en la información para lograr la confianza de nuestros clientes
  • Educar a nuestros clientes en el uso y acompañamiento de la inteligencia artificial, cada vez más presente en nuestra cotidianidad
  • Contribuir a la tecnologización mediante energías limpias a nivel mundial
  • Establecer alianzas y empresas para afianzar la ciberseguridad
  • Apostar por la tokenización en las empresas mediante formas de pago

 

El éxito de nuestras empresas se basa en la aplicación de procesos claves, que se sintetizan en una suerte de “hashtags” como ciberseguridad, alianza, tokenización, transparencia, entre otros. Comprender estas palabras como conceptos y valores que pueden definir nuestras empresas, nos permitirá acercarnos al éxito por medio de una optimización de nuestros servicios en pro del bienestar de nuestros clientes.

 

¿Startup vs Scaleup? Cómo convertir mi negocio en un producto rentable

Una vez que el emprendedor ha desarrollado su idea es muy probable que luego quiera convertirla en un producto comerciable, pero comercializar y hacer crecer una empresa es un proceso distinto. Veamos algunos pasos para que el cambio de mentalidad y estrategias no sean un camino trágico para el aspirante a empresario.

Lo primero que debemos saber es que la diferencia entre una startup y una scaleup es que la segunda debe tener un retorno anual mayor al 20% y contar con al menos 10 empleados. ¿Cómo empezar el cambio? El emprendedor debe reconocer que la etapa de despegue ha terminado. Para convertirse en empresario tendrá que empezar a reconocer las nuevas necesidades de su negocio.

Cuando pasamos a la fase scaleup, el director tiene que transformar su paradigma e incluso sus funciones. Supongamos que en la primera fase armó un sistema de ventas sólido junto a programadores y especialistas. Ahora tendrá que concentrarse en ofrecer, promover y vender sus servicios a un nicho específico. De construir el sistema debe pasar a ponerlo en funcionamiento.

Seguidamente, la scaleup debe estandarizar su proceso de negocio con la finalidad de ofrecer las experiencias que se elaboraron durante la etapa de despegue. Recordemos que las compañías son fábricas de experiencias que identifican  la compañía y la mantienen a flote.

Luego de introducir el negocio en la dinámica comercial y haber estandarizado el producto-experiencia, el siguiente paso será contar con talento, talento y más talento. Sin dudas, una buena idea la tienen muchos, pero escalar con ella lo logran pocos. Llevarla a la práctica será el tercer y no menos importante paso.

Para escalar con una idea no bastan dos manos, dos pies y un cerebro. Hace falta una serie de talentos humanos que con sus habilidades echen a andar nuestra startup hasta convertirla en una scaleup. Tanto los talentos como el director deben reconocer situaciones y métodos que si bien funcionaron perfectamente para despegar, no funcionarán para consolidar.

Prescindir y transformar serán palabras claves para los empresarios. El director debe estar preparado para cambiar paradigmas. Debe asumir las riendas y  desincorporar talentos -de ser necesario-, que ya no calan en la nueva etapa o emplear nuevos talentos que se ajusten de mejor manera a la escalada.

Pasar de startup a scaleup consiste en enfocarse en aquello que sí funciona, como por ejemplo innovar constantemente, pulir procesos, generar  empleos, obtener más ingresos, trabajar en función de tener un impacto positivo en los clientes y empatizar con el público al cual se dirige.

Cuáles son las dificultades que toda startup debe afrontar

Se habla mucho sobre las ventajas y métodos que los emprendedores tienen al iniciar un negocio, pero dónde queda la importancia de la idea que sustenta nuestra startup y la sensación de fracaso que genera todo comienzo. Veamos cómo transformar las dificultades que afectan a cualquier emprendedor en aspectos positivos.

 

  1. La sensación de fracaso: el fracaso es un eslabón dispensable que no debemos mitificar. No hay que fracasar para alcanzar el éxito, pero si sucede los emprendedores y talentos deben ser lo suficientemente maduros para sacar de ello motivaciones e ideas que les permitan retomar las riendas del negocio. Ser exitosos no depende de si hemos fracasado o no. Depende de la tolerancia, resiliencia y creatividad de los talentos para transformar la frustración en soluciones novedosas.
  2. Escalar: las empresas tienen un nuevo aliado capaz de romper todos los límites: la tecnología. El plan de negocio debe contemplar la manera de ser globales para alcanzar una mayor cantidad de público. En esto la tecnología es indispensable, pues contribuye a traspasar fronteras que antes parecían imposibles de atravesar. Mientras más numeroso y diverso sea el público, mayor impacto tendrá la compañía y por ende mayor será el reconocimiento y los beneficios.
  3. Storytelling: contar una buena historia será vital para llegar a nuestro target, ganar más clientes y diferenciarnos del resto. Supongamos que tenemos nuestra idea de negocio, el financiamiento, el equipo de talentos, es decir, todo está listo para empezar, pero ¿cómo empezamos? Una buena historia conquista a cualquiera. Una historia empática, cargada de pasión y creatividad es la mejor manera de hacernos un espacio único en medio de la competencia y por ende distinguir nuestra marca. Lograr que los clientes nos identifiquen es clave para generar fidelidad y atraer nuevas miradas.
  4. Personalización: actualmente las startups son una suerte de fábricas de experiencias para nuestros clientes. Mientras más satisfactorias, más beneficiosas. Por ello debemos atender el perfil de cada uno de nuestros clientes para brindarle una experiencia personalizada. En esto debemos distinguir dos cosas. La primera es que la personalización no está reñida con lo masivo. La personalización es un valor agregado de lo humano mientras que lo masivo es un valor agregado de lo digital. Ciertamente, la tecnología es clave para canalizar estos dos sentidos que caracterizan nuestra cotidianidad. No queremos dejar de ser humanos, pero tampoco perdernos las novedades tecnológicas. Los bots y la inteligencia artificial nos permiten brindar servicios que combinan ambas cualidades.

La sensación de fracaso como generadora de ideas innovadoras, escalar para volvernos globales, narrar la mejor historia sobre nuestra empresa y alcanzar la estabilidad entre la personalización y lo masivo son aspectos ineludibles para cualquier startup. En todo ello sigue siendo indispensable contar con una alianza sólida entre los mejores talentos y la tecnología más novedosa.

4 talentos que volverán competitiva tu Scaleup

Las scaleup enfrentan retos muy distintos a las startup. Poner en práctica el sistema de nuestro negocio implica contar con talentos y habilidades que den soluciones certeras a nuevas necesidades. ¿Cuáles son estos talentos?

  • El lenguaje de programación Kotlin:este lenguaje es el más eficaz desde el 2016 y hace que programar en Java sea más fácil y práctico. Con este lenguaje podemos desarrollar aplicaciones basadas en Android con mayor facilidad. Google lo adoptó en el 2017 y gracias a ello crear páginas web con esta programación es mucho más efectivo.
  • Sistema de redes neuronales: las redes neuronales son adaptables a todo tipo de sector. Algunas de sus ventajas son los anuncios compatibles con nuestras compras previas y la prevención de fraude con tarjetas de crédito y débito. Las redes neuronales artificiales simulan la conexión de nuestras neuronas, permitiendo procesos de almacenamientos con información recibida previamente.

 

  • Gestión de proyectos: éste es uno de los talentos cada vez más cotizados. La gestión de proyectos permite acercarse de manera eficaz a la administración de proyectos, siendo ésta una carrera de rápido crecimiento. Según Udemy (una de las plataformas de aprendizaje en línea más cotizadas), para el 2027 se necesitarán al menos 87 millones de gerentes en esta área. Las scaleup deben tomar en cuenta que no atender a la demanda proyectada podría ocasionar grandes pérdidas en el Producto Interno Bruto.

 

  • Apache Kafka: este proyecto habilita la intermediación de mensajes de código abierto. Su finalidad es construir canalizaciones de datos en tiempo real y aplicaciones de transmisión. ¿De qué le sirve esto a tu scaleup? Integrar datos valiosos que permitan aprender sobre el comportamiento del cliente. Sin duda alguna, contar con Apache Kafka aventajará tu empresa y la volverá más competitiva al manejar datos que facilitan el conocimiento del cliente con el fin de ofrecer un producto personalizado y una experiencia única. Para empresas que dependen de un alto consumo de clientes es ideal.

 

Las scaleup se vuelven más competitivas y rentables al contar con talentos que van a la par de la evolución de la tecnología. La alianza entre el talento humano y las herramientas tecnológicas son la clave para ir en la vanguardia de las empresas exitosas.

Los 8 principios más importantes de la metodología Ágil

Todas las empresas y emprendedores tienen como principio fundamental mantener satisfechos a sus clientes. Definitivamente, éste es el principal elemento que define tanto el éxito como la prosperidad de una marca. Precisamente por ello el primer mandamiento de la metodología ágil es:

1.Satisfacer al cliente.

Sin embargo, esa satisfacción viene acompañada de algo muy interesante y es enseñarle a nuestros clientes cuáles son sus ventajas competitivas; por eso el segundo principio es:

2. Los elementos cambiantes son aspectos a favor.

Para ello también debemos enseñarle al cliente que en la actualidad la interactividad es indispensable. Los períodos de prueba y su opinión son importantísimos para poder perfeccionar el producto. Así el tercer principio es:

3. La interacción constante.

Nosotros como emprendedores o empresa debemos entender que esa interacción debe estar presente en todos los ámbitos, tanto con el cliente como entre las personas que participan en la realización del producto. Por esta razón, el quinto principio es:

4. Mantener el trabajo colaborativo. Este principio deriva a su vez el quinto:

5. Motivar al equipo, pues todos sabemos que si los humanos nos sentimos desmotivados y sin oportunidades, nuestra confianza y voluntad de trabajo disminuye considerablemente. Cuando de evolución se trata, no hay mejor de manera de verificarlo que a través de los proyectos que dan buenos resultados, por eso el siguiente principio es:

6. La medida del progreso es el trabajo que funciona; el que da resultados.

Sin embargo, todos sabemos que así como el progreso no llega de la nada, tampoco se mantiene por sí mismo. El trabajo constante es la única garantía del desarrollo sostenido. Constancia y progreso conjuntamente tienen como antecedente el séptimo principio:

7. Búsqueda de la excelencia.

Sin duda alguna este motor es el eje central de todo tipo de proyectos y realizaciones. Para esta búsqueda no hay mejor método de trabajo que la simplicidad, mientras más sencillos sean los métodos y planteamientos más realizables son los proyectos.

Todo trabajo en equipo requiere de una co-evaluación constante, pero no por ello perdemos nuestra individualidad. Esta característica nos lleva al siguiente principio:

8. La autorregulación y autoevaluación

Ambas palabras pueden integrarse en la auto-organización. Nadie más que el equipo de trabajo sabe qué quiere, qué tiene para lograrlo y qué necesita.

Finalmente, tenemos la revisión permanente. Así como nadie tiene la última palabra, ningún producto existente es el absoluto. La verificación constante de nuestros productos y proyectos es el método más seguro para mantener un equipo de trabajo sano, colaborador y motivado; así como también la construcción de procesos que nos permitan ser eficaces en la realización de productos capaces de mantener satisfechos a nuestros clientes.